Un noble historia

Cuenta la leyenda de la existencia de los fantasmas llamados “clientes incobrables”, aquellos que habitan en lo profundo y oscuro de nuestra cartera; Pero toda historia tiene guerreros que se empeñan en lograr que esos fantasmas solo queden en una simple leyenda….

Tengo la fortuna de formar parte de estos nobles guerreros, y tener en memoria cientos de batallas donde los fantasmas y monstruos de los que creemos, solo resultan ser simples mortales a quienes la vida les dió un golpe del que se quieren levantar y redimir.

 

Cliente: Nery Carolina Ramírez 

En lo frio de la pantalla de un monitor se puede observar a una cliente con 5 cuotas mensuales de su vehículo vencidas, dice no poder pagar, una barrera interpuesta por ella misma y por la distancia hace difícil poder entender su situación y lograr su pago oportuno, lo más probable es que ingrese a cobro jurídico.

Con el fin de ayudarle, intento ir más allá y encontrar el porqué, y el resultado es: Mujer trabajadora y madre orgullosa de niña preadolescente y de un varón de edad temprana, quien en su humilde hogar, acondicionó un pequeño taller de fabricación de sandalias y que es el único sustento para ella y sus hijos. El vehículo que adeuda es su medio de transporte y su principal herramienta de trabajo, ya que en él, entrega la producción encargada por los clientes. 

Es en ese momento el guerrero entendiende que cada quien tiene luchas diarias. Se logra hacer alivio financiero (reestructuración) al cliente, normalizando su crédito y ayudando a su dificultad económica, y con este apoyo y respaldo, su empresa logró salir a flote y su arte logró seguir vivo; ella y sus hijos están bien, y ahora ella, es la nueva líder de su hogar.


Para terminar quiero que recuerden estas frases del poema INVICTUS, al cual se aferró Nelson Mandela en sus años de encierro y exilio en prisión.

“SOY EL AMO DE MI DESTINO” “SOY EL CAPITAN DE MI ALMA INQUEBRANTABLE E INVICTA”

 

Diego Mauricio Urueña

Asesor de Cartera Senior

Punto de Venta: Ibagué